Blog

LAS TRES MEJORES VITAMINAS PARA EL RENDIMIENTO DEL CEREBRO: VITAMINA C, VITAMINA D Y VITAMINAS DEL GRUPO B

por en Alimentación, Vitaminas diciembre 18, 2020

El cerebro es posiblemente el órgano más sensible a las deficiencias nutricionales. Una mala alimentación puede no proporcionarte los nutrientes necesarios en las cantidades adecuadas.

VITAMINA C:

Una de las funciones de la vitamina C es la síntesis de catecolaminas a partir de la fenilalanina y la tirosina. Son sustancias que actúan de neurotransmisores posibilitando la comunicación entre neuronas. Destacamos dopamina, serotonina, norepinefrina fundamentales en funciones motoras y emocionales de nuestro sistema nervioso.

También participa en la síntesis de colágeno a partir de prolina y lisina, manteniendo las arterias flexibles y mejorando el flujo cerebral.

El efecto antioxidante, sinérgico con la vitamina E, protector contra radicales libres pudiera tener un efecto protector contra enfermedades neurodegenerativas  como el alzheimer o el parkinson.

VITAMINA D:

Vitamina “de moda”.  Se relaciona con efectos protectores contra el cáncer, la diabetes, enfermedades cardiovasculares y por supuesto osteoporosis. En cuanto a la función cerebral, la vitamina D es fundamental en el metabolismo del calcio, mineral que desempeña un papel esencial en la neurotransmisión y la excitabilidad nerviosa.

Podría haber relación entre el déficit de vitamina D y el  ánimo deprimido que experimentan muchas personas en las épocas de menor fotoexposición.

VITAMINAS DEL GRUPO B:

Son especialmente  importantes para la salud del cerebro la B1 (tiamina), B6 (piridoxina), B9 (fólico) y B12.

Podemos acercarnos a la importancia que tienen para el cerebro si apreciamos las terribles consecuencias de la deficiencia de estas vitaminas:

  • Déficit de ácido fólico: defectos del tubo neural en neonatos de embarazadas con bajos niveles.
  • Déficit de B12: demencia y alteraciones de los cordones posteriores de la médula. Esta vitamina participa en la formación de la mielina, vainas que cubren los nervios responsables de la rapidez del impulso nervioso.
  • Déficit de tiamina: síndrome de Wernicke Korsakov , que cursa con alteraciones psicoconductuales, ataxia, nistagmo y amnesia con fabulación en los pacientes alcohólicos que suelen carecer de esta vitamina por la mala alimentación asociada al consumo de alcohol.
  • Consulte siempre a su médico ante cualquier duda,  si toma algún tratamiento o padece alguna enfermedad.
    Cart